¿Porqué apoyar la EPC?